Que son las mimosas plantas

Mimosa

Si trasladas una mimosa en maceta al suelo, recuerda invernarla durante al menos tres años. Esto es especialmente importante si hasta ahora la habías protegido en el interior. Estos tres primeros “inviernos al aire libre” endurecerán gradualmente el árbol hasta que pueda hacer frente a las heladas por sí solo.

Nota: pode siempre el árbol justo después de una división o unión en Y con una rama más pequeña. Una alternativa es podar justo después (por encima) de un brote que pueda tomar la iniciativa y crecer. De lo contrario, acabará desmochando su árbol, lo que no es nada bueno.

Tenga en cuenta que existe una cierta confusión de términos: el árbol que comúnmente se llama mimosa es en realidad una acacia, mientras que el árbol que comúnmente se llama acacia es en realidad el algarrobo. Además, para los americanos, una mimosa es un árbol del género Albizia, el árbol de la seda.

En cuanto a las variedades, se han contabilizado más de 1.200 especies de mimosas en todo el mundo. Las primeras se introdujeron en Europa, primero por el Mediterráneo y luego por el Atlántico. Desde entonces se han extendido por todo el hemisferio templado.

¿Qué planta es la mimosa?

Mimosa pudica (del latín: pudica “tímida, tímida o encogida”; también llamada planta sensible, planta somnolienta, planta de acción, planta que no se toca, planta vergonzosa) es una planta anual o perenne de floración rastrera de la familia de los guisantes/leguminosas Fabaceae.

¿Para qué se utilizan las plantas de mimosa?

Posee principalmente actividades antibacterianas, antiveneno, antifertilidad, anticonvulsivantes, antidepresivas, afrodisíacas y varias otras actividades farmacológicas. La hierba se ha utilizado tradicionalmente durante siglos en el tratamiento de trastornos urogenitales, almorranas, disentería, sinusitis y también en heridas.

  Planta de palma aceitera

Angiospermas

Las hojas bipinnadas se componen de unas 5 pinnas oblongas. Cada pinna está formada por 15-20 pares de pínnulas oblongas (0,5 cm de largo). Las hojas se pliegan y doblan por la noche y al tocarlas. Un toque suave hará que sólo se plieguen los pares de pínnulas, mientras que un toque fuerte hará que toda la hoja se caiga desde la base del pecíolo. Las hojas que han sido estimuladas para plegarse mediante el tacto tardan unos 30 minutos en desplegarse. Los movimientos de las hojas inducidos por el tacto pueden ser una adaptación para disuadir a los herbívoros.

Aunque esta especie suele considerarse una mala hierba en Singapur, a veces se cultiva en macetas por su interesante capacidad de plegar las hojas al tocarlas. Debe plantarse en un suelo fértil y bien drenado que se mantenga húmedo. Alimente las plantas semanalmente con un abono equilibrado de media dosis. Las plantas crecen y florecen mejor cuando están ligeramente enraizadas, pero trasplántelas cuando las raíces hayan salido de los agujeros de drenaje. Las plantas se vuelven antiestéticas al cabo de un año aproximadamente y, si se desea, deben plantarse nuevas plantas. Propagación por semillas.

Planta móvil

Mimosa pudica (del latín: pudica “tímida, tímida o encogida”; también llamada planta sensible, planta somnolienta, planta de acción,[3] touch-me-not, planta vergonzosa[2]) es una planta anual o perenne de floración rastrera de la familia de los guisantes/leguminosas Fabaceae. A menudo se cultiva por su curiosidad: las hojas compuestas se pliegan hacia dentro y se caen al tocarlas o agitarlas, defendiéndose así de cualquier daño, y vuelven a abrirse unos minutos después[4]. En el Reino Unido ha ganado el Premio al Mérito de Jardinería de la Royal Horticultural Society[3][5].

  Hojas de aguacate caidas

La especie es originaria del Caribe y de América Central y del Sur, pero en la actualidad es una mala hierba pantropical y se puede encontrar también en el sur de Estados Unidos, Asia meridional, Asia oriental, Micronesia, Australia, Sudáfrica y África occidental. No tolera la sombra y se encuentra principalmente en suelos con bajas concentraciones de nutrientes[6].

La Mimosa pudica es conocida por su rápido movimiento. Al igual que otras especies de plantas, experimenta cambios en la orientación de las hojas, lo que se conoce como “sueño” o movimiento nicticinástico. El follaje se cierra en la oscuridad y se vuelve a abrir con la luz[7]. Este fenómeno fue estudiado por primera vez por el científico francés Jean-Jacques d’Ortous de Mairan. Debido a la respuesta única de la Mimosa al tacto, se convirtió en una planta ideal para muchos experimentos relacionados con la habituación y la memoria de las plantas.

Mimosa pudica wirkung

Steve Bender es un galardonado autor, editor, columnista y conferenciante con 38 años de experiencia como Editor de Jardines, Escritor Senior y Editor General de la revista Southern Living. Conocido como el jardinero gruñón, comparte su sabiduría hortícola con los sureños y los aficionados a la jardinería de todo el país.

Cuando era niño, en el nadir de la sensibilidad y el buen gusto, pensaba que la mimosa (Albizia julibrissin) era el árbol más bonito del mundo. Sus hojas parecían helechos, sus flores eran globos rosas y florecía en verano, cuando pocos árboles lo hacían.

Originaria de Oriente Próximo y Asia, la mimosa fue traída a este país en 1785 por el famoso botánico francés André Michaux, que la plantó en su jardín botánico de Charleston (Carolina del Sur). La planta, que se adaptó bien al clima sureño, creció rápidamente hasta convertirse en un árbol de copa plana y forma de jarrón que alcanzaba entre 9 y 12 metros de altura. Las flores, atractivas para las mariposas, los colibríes y los jardineros coloniales, variaban en color desde el casi rojo al rosa intenso, pasando por el rosa carne y el blanco. En una carretera cercana a mi casa hay una hilera de ellas, cada una de un color diferente. Los distintos colores se deben a la variación genética, siendo el rosa el dominante. Donde yo vivo, en Alabama, los árboles suelen empezar a florecer en junio y continúan varias semanas hasta julio.

  Plantas carnivoras comen mosquitos

Entradas relacionadas