Cómo cuidar begonias en exterior

Las begonias, con sus exuberantes flores y variadas hojas, son una opción popular para embellecer jardines, patios y balcones al aire libre.

Sin embargo, para mantener su belleza y salud, es crucial brindarles el cuidado adecuado.

En este artículo te contaré los pasos y consejos esenciales para cuidar begonias en exteriores, desde la selección del sitio de plantación hasta el riego, la poda y la protección contra enfermedades y plagas.

 

Selección del sitio y preparación del suelo para begonias al aire libre

Antes de plantar begonias en exteriores, es crucial seleccionar el lugar adecuado y preparar el suelo de manera adecuada para asegurar su crecimiento saludable.

Aquí están los pasos clave que debes seguir:

Exposición a la Luz Solar: Las begonias florecen mejor en áreas con luz solar indirecta o sombra parcial. Busca un lugar en tu jardín o patio que reciba de 4 a 6 horas de luz solar filtrada al día. Evita la exposición directa al sol abrasador del mediodía, ya que puede quemar las hojas de las begonias.

Calidad del Suelo: El suelo para begonias debe ser bien drenado y rico en materia orgánica. Antes de plantar, enriquece el suelo con compost o materia orgánica para mejorar su estructura y retención de agua. Evita los suelos arcillosos pesados que pueden retener demasiada humedad y provocar la pudrición de las raíces.

pH del Suelo: Las begonias prefieren un pH del suelo ligeramente ácido, alrededor de 6.0 a 6.5. Puedes probar el pH del suelo con un kit de prueba disponible en tiendas de jardinería y ajustarlo según sea necesario con enmiendas como sulfato de aluminio o azufre elemental.

Espaciamiento y Agrupación: Cuando plantes begonias en exteriores, asegúrate de dejar suficiente espacio entre las plantas para permitir su crecimiento y expansión. Agrúpalas en grupos o en macetas para crear un impacto visual más llamativo y facilitar el cuidado y mantenimiento.

  Cómo germinar huesos de chirimoya en casa: ¡sencillo y divertido!

Preparación del Lecho de Siembra: Antes de plantar, afloja el suelo en el área seleccionada y mezcla enmiendas orgánicas como compost o turba para mejorar la estructura y nutrientes del suelo. Nivela el terreno y elimina cualquier maleza o escombros que puedan competir con las begonias por nutrientes y agua.

Riego y fertilización apropiados para begonias en el exterior

El riego y la fertilización son aspectos fundamentales para el cuidado exitoso de begonias cultivadas en exteriores.

Aquí están los puntos clave que debes considerar:

Necesidades de Agua: Las begonias prefieren suelos ligeramente húmedos pero bien drenados. Es crucial mantener un equilibrio, ya que el exceso de agua puede provocar pudrición de las raíces y el déficit puede hacer que las plantas se marchiten y mueran. Riega las begonias cuando el suelo esté seco aproximadamente a 2,5 cm de profundidad. Un sistema de riego por goteo o un aspersor con temporizador puede ayudar a mantener un suministro de agua constante y evitar el exceso o la falta de riego.

Fertilización Regular: Las begonias en exteriores se benefician de una fertilización regular para promover un crecimiento vigoroso y una floración abundante. Utiliza un fertilizante balanceado, soluble en agua, con una proporción equilibrada de nitrógeno, fósforo y potasio. Aplica el fertilizante cada 2-4 semanas durante la temporada de crecimiento, siguiendo las instrucciones del fabricante para evitar la sobrealimentación, lo que puede dañar las plantas.

Fertilizantes Específicos: Considera utilizar fertilizantes formulados específicamente para plantas con flores, que contienen micronutrientes adicionales como hierro, magnesio y zinc para promover una floración saludable y colores vibrantes en las begonias. También puedes optar por fertilizantes de liberación lenta que proporcionan nutrientes gradualmente durante un período prolongado, reduciendo la necesidad de aplicaciones frecuentes.

  Como plantar bulbo de lirio

Fertilización Foliar: Además de la fertilización del suelo, puedes complementar el cuidado de tus begonias con fertilizantes foliares. Estos se aplican directamente a las hojas y se absorben rápidamente, proporcionando un impulso nutricional adicional. Rocía las hojas con un fertilizante foliar diluido según las indicaciones del fabricante una vez al mes durante la temporada de crecimiento.

Plagas y enfermedades en begonias al aire libre

El cuidado de las begonias en exteriores también implica la prevención y el manejo eficaz de plagas y enfermedades que puedan afectarlas.

Aquí te dejo algunas estrategias clave para proteger tus begonias:

Inspección Regular: Realiza inspecciones regulares en tus begonias para detectar signos tempranos de plagas o enfermedades. Observa de cerca las hojas, los tallos y las flores en busca de manchas, agujeros, bichos u otros signos de daño.

Control Biológico: Considera métodos de control biológico para combatir las plagas de forma natural. Esto puede incluir la introducción de insectos benéficos como mariquitas o ácaros depredadores que se alimentan de las plagas que afectan a las begonias.

Tratamientos Naturales: Utiliza tratamientos naturales como jabón insecticida o aceite de neem para controlar plagas como pulgones, ácaros y trips. Estos productos son seguros para las plantas y el medio ambiente y pueden ser efectivos para combatir las plagas sin dañar a las begonias.

Podas y Retirada de Plantas Infectadas: Si detectas signos de enfermedad en tus begonias, como manchas foliares o moho, realiza podas sanitarias para eliminar las partes infectadas de la planta. También retira y desecha las plantas gravemente infectadas para evitar la propagación de la enfermedad a otras begonias.

Prevención de Enfermedades Fúngicas: Evita el exceso de humedad al regar las begonias en exteriores para prevenir enfermedades fúngicas como el mildiú polvoriento o la pudrición de la raíz. Riega directamente sobre el suelo y evita mojar las hojas y flores, lo que puede crear un ambiente propicio para el crecimiento de hongos.

  Arbol de cerezo cuanto tarda en crecer

Rotación de Cultivos: Si plantas begonias en el mismo lugar año tras año, puedes aumentar el riesgo de enfermedades del suelo. Practica la rotación de cultivos alternando las ubicaciones de las begonias con otras plantas cada temporada para reducir la acumulación de patógenos en el suelo.

Así puedes proteger tus begonias al aire libre y mantenerlas sanas y vigorosas a lo largo de la temporada de crecimiento. La vigilancia constante y la acción rápida son clave para prevenir y controlar problemas potenciales antes de que puedan causar daños significativos a tus begonias.

Entradas relacionadas