La ruda, conocida científicamente como Ruta graveolens, es una planta perenne aromática originaria del Mediterráneo que ha sido apreciada durante siglos por sus usos tanto ornamentales como medicinales.

Con sus hojas verde grisáceas y sus pequeñas flores amarillas, la ruda agrega un toque distintivo a jardines y macetas. Sin embargo, para aprovechar al máximo esta planta, es fundamental comprender sus necesidades específicas de cuidado.

En este artículo te enseñaré los aspectos clave para cultivar y mantener la ruda saludable, desde el riego adecuado hasta la poda y la protección contra plagas.

 

Requerimientos de luz y suelo para la ruda

La ruda es una planta que prospera en condiciones específicas de luz y suelo. Aquí te presento algunos aspectos clave a considerar:

Luz:

La ruda prefiere ubicaciones soleadas o parcialmente soleadas. Para un crecimiento óptimo, asegúrate de colocarla en un lugar donde reciba al menos 6 horas de luz solar directa al día. Si bien puede tolerar algo de sombra, un exceso de sombra puede afectar negativamente su crecimiento y floración.

Suelo:

El suelo para la ruda debe ser bien drenado y ligeramente alcalino, con un pH entre 6.5 y 7.5. La ruda prefiere suelos arenosos o arcillosos, enriquecidos con materia orgánica como compost o estiércol descompuesto. Asegúrate de evitar suelos pesados o compactados, ya que pueden provocar problemas de drenaje y pudrición de raíces.

Al plantar ruda en macetas, elige un sustrato para macetas de buena calidad que proporcione un buen drenaje y aireación. Agrega perlita o arena gruesa al sustrato para mejorar el drenaje y evitar el encharcamiento.

  Planta de menta cuidados

Técnicas de riego y drenaje para la ruda

El riego adecuado es esencial para el crecimiento saludable de la ruda, ya que esta planta prefiere suelos húmedos pero bien drenados.

Aquí tienes algunas técnicas importantes a considerar:

Frecuencia de Riego:

La ruda no tolera el exceso de humedad en el suelo, por lo que es importante evitar el riego excesivo. Debes permitir que la capa superior del suelo se seque ligeramente entre cada riego. En general, riega la ruda aproximadamente una vez por semana durante la temporada de crecimiento activo, reduciendo la frecuencia durante el invierno cuando la planta está en reposo.

Métodos de Riego:

El riego por goteo o el riego directo en la base de la planta son métodos eficaces para proporcionar agua a la ruda. Evita mojar las hojas y flores durante el riego, ya que la humedad excesiva en estas partes de la planta puede aumentar el riesgo de enfermedades fúngicas.

Drenaje:

El drenaje adecuado es fundamental para evitar problemas de pudrición de raíces en la ruda. Asegúrate de plantarla en suelos bien drenados y utiliza macetas con agujeros de drenaje si la cultivas en contenedores. Si el suelo es demasiado pesado o compacto, puedes mejorar el drenaje agregando arena o perlita al sustrato.

Control de la Humedad del Suelo:

Monitorea regularmente la humedad del suelo para asegurarte de que no esté ni demasiado seco ni demasiado húmedo. Puedes hacerlo insertando tu dedo en el suelo hasta la primera articulación para verificar la humedad. Si el suelo se siente húmedo, espera antes de volver a regar; si se siente seco, es momento de regar.

  Planta kalanchoe daigremontiana cuidados

Poda y mantenimiento de la ruda

La poda regular es una parte importante del cuidado de la ruda para mantenerla saludable y estimular un crecimiento vigoroso. Aquí te brindo algunas pautas para podar y mantener la ruda en su mejor forma:

Poda de Mantenimiento:

La poda de mantenimiento ayuda a controlar el tamaño y la forma de la planta, así como a eliminar cualquier crecimiento muerto, dañado o enfermo. Realiza la poda de mantenimiento a principios de la primavera, antes de que comience el crecimiento activo de la planta. Utiliza tijeras de podar afiladas y esterilizadas para evitar la propagación de enfermedades.

Corta los tallos muertos o enfermos hasta su base, eliminando cualquier material vegetal que presente signos de enfermedad o daño. También puedes recortar los tallos largos y desordenados para promover un crecimiento más compacto y vigoroso.

Poda de Floración:

La ruda produce flores en la primavera y el verano, y la poda adecuada puede ayudar a promover una floración más abundante y prolongada. Después de que las flores se marchiten, corta los tallos florales hasta la base para fomentar la formación de nuevos brotes y flores.

Recorte de Hojas:

Si la planta se vuelve demasiado densa o desordenada, puedes recortar ligeramente las hojas exteriores para mejorar la circulación de aire y la penetración de la luz. Sin embargo, evita podar en exceso, ya que esto puede debilitar la planta y reducir su capacidad para producir flores y hojas nuevas.

  Planta kalanchoe cuidados invierno

Protección durante el Invierno:

En áreas con inviernos fríos, considera proteger la ruda durante la temporada de frío para evitar daños por heladas. Cubre la planta con un mantillo orgánico o una manta de horticultura antes de que lleguen las heladas para protegerla de las temperaturas extremas.

Así podrás mantener tu planta de ruda en óptimas condiciones y promover un crecimiento saludable y vigoroso temporada tras temporada.

Entradas relacionadas