Poda de almendros jóvenes

Los árboles frutales y de frutos secos deben podarse todos los años, ¿verdad? La mayoría de nosotros pensamos que estos árboles deben podarse cada año, pero en el caso de los almendros, se ha demostrado que los años repetidos de poda reducen el rendimiento de la cosecha, algo que ningún cultivador en su sano juicio desea.

Eso no quiere decir que NO se recomiende la poda, lo que nos deja con la pregunta de ¿cuándo podar un almendro?

Hay dos tipos básicos de cortes de poda, los cortes de aclareo y los cortes de cabeza. Los cortes de aclareo cortan las ramas en el punto de origen de la rama madre, mientras que los cortes de cabeza eliminan sólo una parte de una rama existente.

Los aclareos abren y reducen las copas de los árboles y controlan su altura. Los cortes de rama eliminan las yemas concentradas en las puntas de los brotes, lo que a su vez estimula otras yemas.

La poda de los almendros debe realizarse de nuevo cuando el árbol esté inactivo en su segunda temporada de crecimiento. En este momento, es probable que el árbol tenga varias ramas laterales.

Se deben marcar dos por rama para que se queden y se conviertan en andamios secundarios. Un andamio secundario formará una “Y” a partir de una rama del andamio primario.

  Como pegar hiedra a la pared

 

¿Cuándo se deben podar los almendros?

La poda debe realizarse siempre durante el periodo de reposo vegetativo del árbol. La primera vez que se poda determinará en gran medida la forma final y el rendimiento del árbol, por lo que es importante hacerlo bien.

¿Hay que podar un almendro?

La poda es una práctica esencial en el cuidado de los almendros, ya que contribuye significativamente a su salud, productividad y apariencia. A continuación, exploraremos por qué es importante podar los almendros y cuándo y cómo llevar a cabo esta tarea de manera adecuada.

1. Promoción de la Salud del Árbol: La poda regular ayuda a mantener la salud del almendro al eliminar ramas muertas, enfermas o dañadas. Esto reduce el riesgo de enfermedades y plagas que pueden propagarse a través de estas ramas.

2. Estimulación de la Producción de Frutos: La poda adecuada permite una mejor circulación del aire y la luz solar en el dosel del árbol. Esto promueve la formación de yemas de flor y fruto, lo que resulta en una mayor producción de almendras de mejor calidad.

3. Control del Tamaño del Árbol: Los almendros pueden volverse demasiado altos o voluminosos si no se podan de manera regular. La poda controla el tamaño del árbol, facilitando la cosecha y la gestión general del cultivo.

  Cómo hacer esquejes de álamos

4. Formación de una Estructura Fuerte: La poda temprana en la vida de un almendro es esencial para establecer una estructura de ramificación fuerte y bien distribuida. Esto previene la aparición de ramas débiles o mal formadas que puedan romperse bajo el peso de los frutos.

5. Renovación de Ramas Viejas: La poda también permite la renovación de ramas viejas y madera improductiva. Esto mantiene al almendro vigoroso y fomenta la producción constante de frutos.

¿Cuándo Podar un Almendro?

La mejor época para podar un almendro es durante su período de dormancia, generalmente en el invierno antes de que comience la brotación de primavera. Evitar la poda durante la temporada de crecimiento activo puede causar un estrés innecesario al árbol.

¿Cómo Podar un Almendro de Manera Adecuada?

La poda de almendros debe llevarse a cabo con herramientas afiladas y limpias para evitar daños innecesarios al árbol. Algunos consejos para la poda incluyen:

  • Eliminar ramas muertas o enfermas.
  • Realizar cortes limpios y angulares cerca del tronco o de una bifurcación.
  • Evitar cortar demasiado cerca del tronco principal para prevenir daños al collar de la rama.
  • No podar más del 25% de la copa del árbol en una sola temporada para no debilitarlo en exceso.

Es importante recordar que la poda excesiva o incorrecta puede ser perjudicial para el almendro, por lo que es aconsejable buscar orientación de un profesional o consultar con un agricultor experimentado si tienes dudas.

  Cultivo de amarilis por semillas

En resumen, la poda de almendros es una práctica esencial para mantener la salud y la productividad de estos árboles frutales. Realizada de manera adecuada y en el momento adecuado, contribuye al éxito del cultivo y a la calidad de las almendras que produce.

Entradas relacionadas