Como cuidar un kumquat

Frutales de la zona 8

Los kumquats son miembros únicos de la familia de los cítricos porque pertenecen al género Fortunella y no al género Citrus. Como uno de los miembros más resistentes de la familia de los cítricos, los kumquats pueden soportar temperaturas inferiores a 20 F. (-6 C.) con daños mínimos en sus hojas y tronco. Los kumquats producen pequeños frutos anaranjados de 2,5 a 4 cm (1 a 1 ½ pulgada) de pulpa ácida y piel dulce. Suelen comerse enteros. No es necesario pelarlos. Comer un kumquat no es más que un estallido de deliciosa felicidad agridulce. Pero, ¿qué ocurre si no florecen y, por tanto, no dan fruto?

Los kumquats son árboles pequeños que suelen alcanzar los 3-3,5 m de altura. Tienen hojas de color verde medio, brillantes y atractivas, y flores blancas y aromáticas. Son apreciados tanto por sus componentes comestibles como por su valor ornamental. A veces la gente tiene problemas para conseguir flores en un kumquat. No hay flores blancas bonitas. Sin aroma. Ni fruta. Es triste.

Se preguntan “¿Cuándo florecen los kumquats?”. Buscan flores de kumquat en primavera, que por cierto es la época equivocada. Los kumquats tienen un largo período de latencia invernal. No empiezan a crecer hasta que el tiempo se calienta. La época de floración del kumquat suele ser a mediados de verano.

¿Con qué frecuencia se riega el kumquat?

Para ello, debes asegurarte de que el recipiente tenga agujeros de drenaje adecuados y de que la propia tierra drene el exceso de agua. Los kumquats necesitan un riego regular, sobre todo cuando son jóvenes: el primer año se suelen regar 2 ó 3 veces por semana. Sin embargo, no hay que excederse con los árboles más viejos.

¿Se pueden cultivar kumquats en interiores?

Para cultivar kumquats se requiere sol total o parcial. Cuanta más luz, mejor, pero como todos los cítricos, pueden cultivarse en interior en una ventana orientada al este o al oeste y florecer y producir frutos. El ciclo de floración de los kumquats es más tardío que el de la mayoría de los cítricos.

  Fertilizantes naturales para limoneros

Jardín de aguacates

Jon VanZile es un maestro jardinero que escribió contenidos para The Spruce durante más de una década. Es autor de “Plantas de interior para un hogar saludable”, y sus escritos también han aparecido en el Chicago Tribune, y Better Homes & Gardens, entre otros. Jon empezó a coleccionar plantas hace más de 10 años y mantiene una creciente colección de plantas raras y tropicales.

Kathleen Miller es una prestigiosa maestra jardinera y horticultora que comparte sus conocimientos sobre vida sostenible, jardinería ecológica, agricultura y diseño paisajístico. Fundó Gaia’s Farm and Gardens, una granja de permacultura sostenible en funcionamiento, y escribe en Gaia Grows, una columna del periódico local.  Tiene más de 30 años de experiencia en jardinería y agricultura sostenible.

El kumquat es un pequeño árbol frutal de hoja ancha y hoja perenne originario de China y el sudeste asiático. Es uno de los mejores cítricos para el cultivo de interior, gracias a su pequeño tamaño y a su hábito de floración tardía y larga temporada de producción de frutos. El kumquat es un árbol de crecimiento lento y follaje denso, brillante y de color verde oscuro. Produce pequeñas flores blancas a finales de primavera y principios de verano, y frutos que maduran gradualmente hasta bien entrado el invierno. Algunas variedades incluso florecen y fructifican dos veces al año.  Estos árboles se plantan mejor a principios de primavera. Los árboles jóvenes pueden tardar uno o dos años en dar fruto.

Tilo

Nombre botánico: Fortunella spp.Los diminutos kumquats de color naranja brillante cuelgan como adornos del kumquat tree, convirtiéndolo en una hermosa -y fragante- planta de interior.Hojas de color verde brillante cubren los tallos leñosos de este cítrico enano.

En primavera y verano, las ramas se cubren de delicadas y perfumadas flores blancas, seguidas de frutos de 2,5 a 5 cm, que pasan del verde al naranja brillante a medida que maduran.  A diferencia de muchos naranjos, que maduran a la vez, los kumquats lo hacen a lo largo de varios meses en invierno, por lo que suele haber flores y frutos al mismo tiempo, lo que convierte al kumquat en un árbol fresco y colorido para una habitación soleada. Se pueden comer enteros, con piel y todo. Los kumquats son más ácidos que las naranjas normales. Pruébelo antes de utilizarlo en la cocina.  He oído que hacen una mermelada deliciosa.

  Cómo tener albahaca todo el año

Poda la planta a principios de primavera para mantenerla pequeña.  Corta en un ángulo de 45° justo por encima del nudo de una hoja (donde la hoja se une al tallo).  Los cortes realizados en este punto fomentarán la ramificación, lo que dará lugar a un árbol más lleno y atractivo.Trasplanta una planta joven sólo cuando esté apretada en su maceta. Este cítrico florece mejor cuando sus raíces están confinadas en una maceta pequeña. Utiliza una maceta de unos 15 cm de diámetro hasta que las plantas tengan 3 ó 4 años, después pasa a una de 20 cm. Utiliza siempre una maceta con un orificio de drenaje para evitar que se pudran las raíces. Es posible que los kumquat cultivados en interior necesiten ser polinizados a mano para desencadenar la producción de frutos. Es muy fácil. Coge un pincel pequeño y seco y muévelo por el centro de cada flor, de flor en flor. Así se transporta el polen de las flores masculinas a las femeninas, igual que hacen las abejas.  Compre una planta injertada a un productor reputado. Los cítricos que se cultivan a partir de semillas no son fiables para dar fruto.

Tienda de jardinería Epic

Los pequeños frutos del kumquat, extremadamente sanos, proceden en su mayoría de Asia, África o América. Descubra aquí cómo cultivar y cuidar sus propios kumquats. La planta con el extraño nombre de “Kumquat” ( Fortunella ) es un verdadero punto de atracción. Sus pequeños cítricos anaranjados no sólo son muy decorativos, sino también una delicia para el paladar. El kumquat es el cítrico más pequeño que se conoce, por lo que se ha hecho un nombre como naranja enana. Aquí le explicamos cómo puede mantener un kumquat como planta de interior y consumir muchas naranjas enanas.

  Cuando cortar los girasoles

A mediados del siglo XIX, un botánico inglés trajo de Asia a Europa un tipo de cítrico especialmente bello: el kumquat. Se llamaba Robert Fortune, y de ahí viene el nombre científico de los kumquats: Fortunella. Como siempre ocurre con los cítricos, no es tan fácil con el nombre, porque Citrus japonica también es un sinónimo de la planta. Impresiona sobre todo por sus pequeños frutos anaranjados. No sólo son muy decorativos, sino también una verdadera delicia. En cuanto al sabor, recuerdan un poco a las naranjas ácidas, pero no hay que pelarlas, porque los kumquats se comen con la piel y las semillas.

Entradas relacionadas