Plantas que protegen el huerto

Qué plantar bajo los árboles frutales australia

Los cortavientos son hileras de árboles o arbustos que se plantan para reducir la fuerza del viento. Proporcionan muchos beneficios al reducir la velocidad del viento, moderar la temperatura del suelo y del aire, reducir la erosión y la evaporación del suelo y aumentar la humedad del suelo. También pueden proporcionar protección durante todo el año a los árboles frutales y otros cultivos. La reducción de la velocidad del viento puede proteger a los árboles de los daños mecánicos y de las roturas provocadas por el azote de hojas, ramas, brotes, flores y frutos, lo que mejora la salud de los árboles, la calidad de los frutos y el rendimiento económico para los agricultores.

En invierno, las barreras cortavientos ayudan a evitar que la nieve se desplace por campos y carreteras. Los cortavientos con estructura abierta y plantados en una sola hilera también pueden distribuir la nieve de forma más uniforme por los campos y mejorar la cubierta de nieve. Esta capa de nieve reduce la erosión del suelo y aumenta su humedad en primavera durante el deshielo.

A la hora de elegir las especies de árboles que se plantarán en un cortavientos, tenga en cuenta los árboles que ayudarán a los polinizadores y a otros animales salvajes. Los árboles que producen polen, néctar o ambos pueden ser excelentes fuentes de nutrición para las abejas y otros insectos beneficiosos. El polen proporciona a las abejas proteínas, grasas, vitaminas y minerales importantes para su desarrollo, y el néctar les proporciona carbohidratos que las abejas utilizan para generar energía. Los agricultores pueden apoyar la salud de las abejas y la polinización de los cultivos incorporando a sus explotaciones plantas con flores para las abejas, sobre todo en zonas agrícolas que pueden no tener suficientes flores para mantener a los polinizadores locales.

Plantas acompañantes del melocotonero

Se pueden utilizar pequeños calefactores para calentar la zona alrededor de los árboles y son eficaces tanto en caso de heladas por advección como por radiación.    Sin embargo, los calefactores proporcionan calor radiante.    La superficie a calentar (o proteger) debe estar en línea directa con los calefactores.    Además, la energía se disipa cuanto más lejos de la fuente, lo que significa que se necesitan muchos calefactores pequeños para que sean eficaces.

  Como se plantan las fresas

Algunos huertos sustituyen los calefactores por hogueras.    En general, no es una práctica recomendable debido a la dificultad de regular las temperaturas.    Es muy fácil que el calor sea excesivo y atraviese la capa de inversión superior, atrayendo aire frío o quemando los propios árboles.    Otro problema de las hogueras es que su gestión requiere un esfuerzo considerable.    Hay que encender y cuidar cada hoguera para mantenerla encendida con la intensidad suficiente para que sea eficaz.    Si ha llovido recientemente o ha estado húmedo, es todo un reto.

Las máquinas de viento que mezclan el aire caliente de la capa de inversión con el aire más frío de la superficie durante las heladas por radiación pueden evitar que las heladas dañen las flores.    Las máquinas de viento hacen descender el aire caliente y son capaces de proteger hasta 10 acres.    Sin embargo, no son eficaces en caso de heladas advectivas y son caras: unos 30.000 dólares por unidad.

Plantas acompañantes del manzano

La sostenibilidad económica de un huerto requiere mantener la producción anual de fruta a un nivel óptimo. Las heladas, especialmente durante el desarrollo de los botones florales a principios de la primavera, pueden causar pérdidas de cosecha que pueden variar desde pequeñas pérdidas de calidad y cantidad hasta la pérdida total de la cosecha. Últimamente, las heladas parecen ser más frecuentes. Estos eventos han sido impulsados por las temperaturas más cálidas de la primavera que empujan el crecimiento del capullo antes, haciendo que las flores sean más vulnerables a los daños por heladas (NOAA Technical Report, 2012). Aunque se dispone de suficiente información sobre los métodos de protección contra heladas (PF), los nuevos retos, como la mano de obra insuficiente, el aumento de los costes laborales, la normativa medioambiental, los huertos de alta densidad y las nuevas tecnologías, apoyan firmemente la revisión de este tema.

  Propiedades de la planta de incienso

Existen dos tipos de métodos de PF: (1) Activos, que se emplean en el momento de las heladas y trabajan para prevenir o reducir la pérdida de energía térmica de los tejidos de la planta, y (2) Pasivos, que son generalmente prácticas culturales como la selección del lugar y del cultivar, la gestión del suelo del huerto y la manipulación de la nutrición del huerto, que se realizan sustancialmente antes de las heladas. Este boletín se centra en los métodos activos de PF. El éxito de la PF dependerá de la comprensión de los principios de funcionamiento de cada método y de la combinación de factores ambientales que hacen necesario su uso. Este boletín también incorpora las experiencias de cultivadores locales que han dominado el uso de estos métodos.

Plantas acompañantes del ciruelo

Para las cortinas cortavientos de los manzanos, se acepta comúnmente que el aliso (ya sea Alnus cordata o, en suelos más húmedos, Alnus glutinosa) es la mejor especie de árbol que se puede utilizar y en este blog explicamos qué es una cortina cortavientos y por qué el aliso es la especie recomendada.

El objetivo de un cortavientos es formar una barrera semipermeable que filtre el viento en lugar de detenerlo por completo (como haría una valla o un muro).    Los límites sólidos crean remolinos de viento a ambos lados de la estructura, causando turbulencias de aire en lugar de proporcionar protección, mientras que un cortavientos permite que el viento se filtre a través de los árboles, reduciendo su fuerza, y proporcionando un área mejor protegida para la producción de cultivos, al tiempo que permite cierto flujo de aire para ayudar a hacer frente a las plagas.Un cortavientos puede ser cualquier hilera de plantas o árboles de seto, pero el aliso tiene algunas ventajas específicas y debe ser incluido como árboles de seto dentro de un seto mixto alrededor de un huerto o idealmente utilizado como una sola especie plantada a unos 60 cm de distancia para que crezca bastante denso sin ser sólido.    Para obtener cortavientos realmente eficaces en zonas especialmente ventosas, se puede plantar en hileras dobles (al menos 1 m entre las hileras).    También puede plantar una hilera de alisos y, a sotavento, un seto mixto de especies autóctonas.

  Strelitzia Augusta: soluciones a hojas marrones

Entradas relacionadas