Opuntia microdasys albispina cuidados

Cactus oreja de conejo

El cactus oreja de conejo (Opuntia microdasys) es una popular planta de interior que no sólo es atractiva, sino que además requiere poco mantenimiento. Originaria de México, la Opuntia microdasys recibe varios nombres comunes, como cactus oreja de conejo, cactus alas de ángel y cactus lunares. Pero no se deje engañar por estos simpáticos apodos, aunque el cactus oreja de conejo pueda parecer menos amenazador que otras variedades de cactus con púas grandes e intimidantes, este cactus es igual de espinoso. Cada “punto” blanco de la superficie del cactus oreja de conejo es en realidad un gloquidio, que son parches de cientos de pequeñas espinas que pueden desprenderse fácilmente en la piel. Por tanto, tenga cuidado al manipular un cactus oreja de conejo, y utilice guantes protectores si es necesario.

 

¿Cómo se cuida una Opuntia Microdasys?

Opuntia microdasys, como la mayoría de los cactus, necesita mucha luz, unas 6 horas al día. Prospera a pleno sol, pero también soporta la sombra parcial. Si vas a cultivarlas en interior, lo mejor es una ventana orientada al sur. En invierno, limite sus orejas de conejo a luz solar parcial.

  La arañuela de Persia y sus cuidados

¿Qué pasa si tocas un cactus oreja de conejo?

Puede parecer tan mono como un conejito, pero cuidado: esta planta de interior pica como una abeja. Este cactus peludo -nombre completo: Opuntia microdasys- tiene unas almohadillas que parecen orejas de conejo y parecen lo bastante suaves como para acariciarlas, pero resiste. Por todo el cuerpo de la planta hay unas finas espinas llamadas gloquidios que se te clavarán en la piel y te provocarán picores.

Problemas del cactus oreja de conejo

Las especies de Opuntia tienen unas finas cerdas con púas llamadas gloquidios. Los gloquidios se desprenden fácilmente y pueden soltarse en la caja durante el transporte. Pueden perforar la piel y los guantes de cuero, así que utilice pinzas para manipularlos y consulte nuestra Guía de cuidados de Opuntia para obtener más consejos. Esta variedad de cactus no sobrevivirá a una helada fuerte, pero si hay riesgo de temperaturas bajo cero puede llevarse al interior para que crezca en el alféizar de una ventana soleada o bajo una luz de cultivo. Los cactus necesitan luz solar intensa, buen drenaje y riego poco frecuente para evitar que se pudran. Elige recipientes con agujeros de drenaje y utiliza tierra para cactus y suculentas que drene bien y contenga entre un 70% y un 80% de arenilla mineral, como arena gruesa, piedra pómez o perlita. Riegue en profundidad y espere a que la tierra se seque por completo antes de volver a regar. Guía completa de cactus

  Kalanchoe chocolate soldier cuidados

Cactus oreja de conejo

Opuntia microdasys, también conocido como cactus oreja de conejo o alas de ángel, es un primo pequeño del cactus chumbera, más conocido. Aunque no es conocido por sus usos culinarios, es una planta de interior muy popular por su facilidad de cuidado y su bonito aspecto. Las almohadillas de este cactus pueden parecer orejas de conejo y los gloquidios parecen pelo, de ahí su nombre común.

Como muchos cactus, esta planta prefiere las zonas muy iluminadas de la casa. La luz solar directa no es un problema y, de hecho, se agradece. Durante el verano, la temperatura normal de su hogar es probablemente perfecta para su Opuntia microdasys.

Durante el invierno, cuando estas plantas entran en un periodo de reposo, puede trasladarlas a un lugar ligeramente más fresco con un poco menos de sol directo. Si se lo proporcionas, tu cactus oreja de conejo puede recompensarte con unas cuantas flores amarillas una vez que madure.

  Cuidados de cactus en otoã±o

Si tienes espacio al aire libre, considera la posibilidad de trasladar tu Opuntia microdasys al exterior durante los meses más cálidos. Le encantará poder beneficiarse del aumento de luz y crecer mucho más abundantemente de lo que lo haría en el interior.

Entradas relacionadas